Restaurantes en venta

Un empresario puede tener muchos motivos para traspasar o vender su negocio, cómo puede ser la falta de capital, la imposibilidad de seguir atendiéndolo o simplemente por falta de ganas para seguir con él. Vamos a ver cómo funciona el traspaso de un negocio, lo que conlleva y cómo se negocia el mismo.

¿Qué es el traspaso de un negocio?

En primer lugar tenemos que tener claro cómo funciona un traspaso de negocio. Podemos definir el traspaso como el acuerdo entre dos partes para transferir el contrato de arrendamiento de un negocio, incluyendo todos los elementos tangibles e intangibles que este lleva consigo. Todo esto se acuerda bajo un precio determinado, después de realizar una valoración del negocio.

Para poner en marcha un traspaso, el dueño del contrato de arrendamiento tiene que poner en conocimiento de los demás que está interesado en traspasar su negocio. Los interesados preguntarán y recopilarán información para después llevarse a cabo una negociación entre inquilino e interesado, donde se llegará a un acuerdo y se valorará el negocio en un precio determinado.

Finalmente, solo queda poner en marcha el contrato y llevar a cabo el traspaso de poderes.

Valoración de un negocio

La parte del proceso que más complicaciones suele traer es la negociación entre inquilino e interesado. Aquí se tiene que decidir un precio que sea justo y rentable para ambos.

Ya que estamos hablando de un acuerdo de gran importancia que supone un cambio inmediato en la rutina de las dos personas. El interesado tendrá que recopilar toda la información que le sea posible del negocio: infraestructuras, maquinaria, deudas, facturación de los últimos años, costes…

También existen factores externos que pueden condicionar la decisión y deben ser tenidos en cuenta, como la ubicación del local, el estado del sector e incluso las variaciones demográficas o la situación política actual.

Por todos estos motivos es recomendable acudir a expertos que te puedan asesorar e indicar si determinado negocio puede ser una buena oportunidad, como lo realizamos en Ginger Project.

Estamos especializados en venta y traspasos de restaurantes, ¿Necesitas tasar tu negocio y conocer el valor real de tu negocio?

Entra en nuestro servicio de tasación y valoración de negocios

¿Qué tener en cuenta a la hora de valorar una buena oportunidad de negocio?

Ya hemos hablado sobre algunos factores que el interesado debe estudiar antes de tomar la decisión de compra, pero es cierto que algunos de ellos pueden ser determinantes y llegar a cambiar la percepción de una persona sobre la rentabilidad del negocio.

En primer lugar, tenemos que pedir información sobre el pasivo de la empresa (deudas, pérdidas, obligaciones, etc.), ya que si es muy elevado puede que estemos haciendo una apuesta excesivamente arriesgada.

Además, hay que realizar un estudio de mercado en el que se valoren clientes, proveedores y potenciales empleados, para ver si estamos entrando en un mercado demandado y rentable.

Por último, es importante saber si el local actual del negocio es aprovechable, y tener en cuenta todas las reformas o cambios que tengas en mente, ya que, si son muchos, pueden resultar en elevados gastos que mermen la rentabilidad del traspaso.

Generalmente, traspasar un negocio es un proceso delicado e importante para ambas partes, y debe ser estudiado con calma y negociado con mucho criterio. Para ello es imprescindible que el comprador sepa todo lo posible sobre la empresa, lo que le permitirá valorar y tomar una decisión acorde con la rentabilidad que ese negocio le pueda ofrecer.

Contacta con nosotros si estas pensando en emprender un negocio o si por el contrario quieres venderlo y no sabes cómo tasarlo. Te ayudamos a elegir el camino correcto para cada caso.

INFORMACION SOBRE ACTIVIDADES DE LA RESTAURACION

Con la legislación actual se han simplificado a dos tipos de actividades en restauración:
BAR CAFETERIA (BC) y RESTAURANTE (R)

En general suelen ser con cocina  y salida de humos o sin de zona de cocción y sin salida de humos, solo con microondas (tipo tapas o similares).

La diferencias principales entre el BAR CAFETERIA y EL RESTAURANTE:

El bar cafetería ha de poder servir cualquier producto ofrecido en su carta, desde su apertura hasta el cierre.

Actualmente no hay distinción entre Bar y Bar Cafetería. Así que si son licencias viejas, funcionarán dependiendo de si tienen cocina y salida de humos.

BAR CAFETERIA SIN COCINA Y SIN SALIDA DE HUMOS: Se puede dar cualquier tipo de producto que pueda ser calentada en microondas o similar, ya que al no disponer de cocina con salida de humos no se puede COCINAR.

BAR CAFETERIA CON COCINA Y SALIDA DE HUMOS: Se puede dar cualquier tipo de producto que pueda ser cocinar,  IGUAL QUE SI FUERA UN RESTAURANTE.

El restaurante tiene un horario de cocina, por lo que solo sirve comidas cuando está abierta la cocina. El horario de cocina lo decide el explotador.

RESTAURANTE CON COCINA Y SALIDA DE HUMOS: Puede dar cualquier tipo de comida en horario de cocina.

El horario de Cocina, es libre y lo decide el explotador según el tipo de cliente y servicio que tenga, pero debe tener un horario definido para comidas y cenas.

– Por ejemplo: si estoy en zona de turistas extranjeros, puedo abrir cocina de 11:00 am a 14:00 pm y de 17:00 pm a 20:00 pm.

– Si el cliente es Español,  podría tener horario de 12:30 pm a 16:00 pm y de 20:00 pm a 23:30 pm.

– Si preciso dar servicio continuado por el tipo de cliente y la zona, podría poner horario de 12:00 pm a 23:30 pm al tener turistas extranjeros y nacionales.

Si dispone de barra de bar y es Bar restaurante, puede servir en barra, pero comidas solo en horario de cocina. 

HORARIOS:

A ambas categorías se le aplica el mismo horario, que lo regula el ayuntamiento correspondiente.

En general los horarios suelen ser entre las 5-6 de la mañana, hasta las 2-3 de la madrugada, variando según el ayuntamiento.

No se permite en baleares tener abierto 24 h , a no ser que se solicite expresamente y sea aprobado por el ayuntamiento correspondiente.

LOCALES SIN SALIDA DE HUMOS:

La ley permite instalar sistemas de filtración con filtros de carbono en aquellos locales que por su antigüedad o dificultad constructiva, no permitan la instalación de una salida de humos hasta la cubierta.

La salida de humos se hará principalmente a la vía pública y se debe asegurar el correcto mantenimiento del sistema de filtrado para no dar molestias a vecinos.

Solo algunos ayuntamientos no permiten este sistema, aunque se justifique con la ley, ya que sus planes generales no están actualizados.

Para incluir una salida de humos con filtro se precisa solicitar modificación de licencia de Actividad al ayuntamiento.

Encuentra tu negocio: