Música ambiental en tu restaurante

Música ambiental
Contenido

La gente disfruta desde hace mucho tiempo de combinar la comida con escuchar música ambiental.

Hoy en día, el acompañamiento musical es mucho más común y la música ambiental es más variada. Si tienes un negocio de catering, ya sea un restaurante, un bar de moda o una cafetería acogedora, debes saber esto: la música juega un papel fundamental en las ventas.

Pero, ¿cuánta atención prestas realmente a la música que se reproduce en tu local? ¿Tienes alguna idea y estrategia o simplemente enciendes la radio y tocas tus canciones favoritas?

Si crees que toda la música ambiental es igual y lo que tocas no afecta tus ventas, piénsalo de nuevo. Aquí hay buenas razones para utilizar una estrategia musical reflexiva.

¿Cómo afecta la música a comer?

Un compositor japonés muy famoso estaba tan perturbado por la música en su restaurante favorito. Ofreció a su dueño un «menú musical» gratuito solo para poder consumir en paz y armonía. 

Afirmó que la música en este restaurante debería ser como un edificio japonés: perfectamente diseñado, armonizando con el entorno, no de mal gusto, mimado en cada detalle y no demasiado intrusivo. 

El final de esta historia fue el cambio de la música de fondo de una mezcla bastante aleatoria de canciones pop populares a una compilación más clásica y tenue. 

Como describió el propio autor, no solo coincide con la atmósfera del local y la naturaleza de los platos que se sirven allí, sino también con el color de las paredes y los muebles, la iluminación e incluso la ubicación del edificio en relación con el sol.

Entonces, ¿qué música construye y qué arruina la comida? En primer lugar, no existe una división tan radical. Según los investigadores, siguen de cerca la influencia de la música ambiental y el ruido ambiental en la cantidad que comemos en nuestros restaurantes favoritos.

No es que un ruido de fondo en particular pueda hacer que te sientas reacio a comer. 

Sin embargo, hay tipos de música que ‘nos obligan’ a comer más rápido, cada vez con más avidez, y también hay tipos que ralentizan el ritmo de consumo, para que comamos menos, y sintamos más placer al consumir lo que está en el plato.

La música crea la atmósfera

La música es un elemento clave para crear un estado de ánimo. La armonía adecuada le permite mantener la coherencia del mensaje, complementa la marca y se integra con la imagen y la decoración.

El volumen es importante: según las  investigaciones, la música demasiado alta impide que los invitados hablen libremente y hace que beban más. Esto tendrá un efecto positivo si tienes un pub o un club, pero no es recomendable para un restaurante (especialmente para familias).

Por otro lado, reproducir música ambiental a un volumen demasiado bajo (o peor aún, sin música) también tiene sus desventajas. 

En los espacios públicos, la música ambiental juega un papel importante en la creación de un espacio personal alrededor de los huéspedes, permitiéndoles hablar libremente y relajarse sin tener que sentir la presencia intrusiva de otros huéspedes y del personal.

La frecuencia y el nivel de volumen afectan el sabor de la comida

La música que tocas puede hacer que tus platos parezcan más sabrosos. 

Los científicos han estudiado los efectos de la música ambiental en el gusto durante años y han descubierto que escuchar sonidos bajos mientras se come hace que los alimentos picantes sepan mejor; por el contrario, las notas agudas realzan los aromas dulces.

La sonoridad también juega un papel en lo que respecta al sabor: demasiado ruido de fondo debilita nuestro sentido del gusto, lo que hace que la comida y las bebidas sepan peor.

Si deseas que tus invitados experimenten mejor el sabor de su comida, asegúrate de elegir los tonos correctos.

Las cafeterías o panaderías deben tocar canciones en registros altos, mientras que los bares y pizzerías deben optar por sonidos bajos, y mantén el volumen a un nivel moderado.

Las canciones hacen que el tiempo de espera del pedido sea más agradable

Según la investigación científica, la música ambiental reduce la tensión de las colas. Los invitados que esperan se relajan más si escuchan melodías agradables y relajantes de fondo. Puede ser contradictorio, ¡pero la  música lenta hace que el tiempo pase más rápido!

Si tienes un café lleno de gente, asegúrate de comenzar el día con música agradable y lenta para endulzar el estado de ánimo de los invitados que esperan en la fila para tomar el café de la mañana.

El ritmo de la música afecta el ritmo de la comida

Se ha descubierto que la música afecta el ritmo de comer y beber de las personas: cuanto más rápido es el ritmo, más rápido las personas terminan su comida y se van.

La lección para los restauradores es clara. ¿Tienes un restaurante o bar de comida rápida y quieres cambiar las tornas rápidamente? Energiza a tus invitados y acelera el ritmo de la comida tocando música de ritmo rápido.

Por otro lado, si administras un restaurante exclusivo conocido por su ambiente romántico, asegúrate de que la música ambiental de fondo sea baja y lenta. 

Los científicos han descubierto que cuando se reproduce música suave, los invitados no solo comen lentamente sino que también gastan más porque prefieren quedarse en la mesa para el postre y el café con más frecuencia.  

El ritmo adecuado puede aumentar los gastos de sus invitados

La gente usa la música como una pista para interpretar un lugar, y los restauradores atentos pueden aprovechar esto. 

Por ejemplo, las investigaciones muestran que los restaurantes que tocan música clásica o jazz se consideran automáticamente de alta gama y, por lo tanto, son más caros que los restaurantes que tocan música pop o rock.

Puedes usar esto para tu ventaja: si tienes un restaurante de comida rápida o familiar, toca pop y rock contemporáneo para un ambiente relajado y accesible. Si administras un restaurante elegante, toca música clásica o jazz.

La música puede contribuir en gran medida a crear la atmósfera de un restaurante a la vez que es relativamente económica y fácilmente controlable. Si diriges una cafetería, bar o restaurante, no permitas que nadie elija qué canciones se deben reproducir.

Al jefe de camareros le puede gustar el rap, mientras que al chef puede preferir el blues, pero antes de sucumbir a sus gustos personales, pregúntate: 

¿Es esta la elección correcta? ¿Esta música crea la atmósfera adecuada? ¿Coincide con lo que intentas transmitir con tu marca? ¿Atrae al tipo adecuado de clientes y respalda tus objetivos comerciales?

Piensa en ello como pensarías en especias: la especia incorrecta o la cantidad incorrecta pueden estropear fácilmente un plato. Por otro lado, si agregas el condimento adecuado, en la cantidad exacta, obtendrás el plato perfecto y los invitados pedirán más.

Categorías
info@gingerproject.es
T. 0034 675 241 769
Carrer Reis Catòlics, 113
07008 Palma, Illes Balears
CIF B57439333
Registro mercantil Palma de Mallorca
folio 53, tomo 2226, hoja nº PM55641
Iniciar
sesión

¿No tienes una cuenta? Registrarte gratis

Regístrate
gratis

¡Bienvenido a Ginger!
Si eres hostelero regístrate y publica 1 anuncio gratuito.

Grupo Ginger 2021 S.L. como responsable de datos, te informa de la finalidad de registrarte como usuario en la web. No se realizan cesiones, salvo a los proveedores de servicios de alojamiento de los servidores ubicados dentro de la UE. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a info@gingerproject.es. Consulta nuestra Política de Privacidad para más información.