Ginger Project
Cerrar sesión

Mise en place

Contenido

El término culinario en francés ‘Mise en place’ se refiere a la preparación previa y organización de los elementos necesarios para llevar a cabo una actividad determinada.

Este procedimiento es esencial en el sector profesional de la gastronomía y es imprescindible en cualquier restaurante. Una correcta ejecución de los procesos es clave para obtener un resultado excelente, ya que ‘Mise en place’ asegura una gestión eficiente del espacio de cocina.

Existen distintos tipos de ‘Mise en place’, como la ‘Mise en place’ de cocina, la ‘Mise en place’ en sala y la ‘Mise en place’ de repostería, cada una enfocada en una zona específica de la cocina o del servicio. Cada tipo de ‘Mise en place’ implica una organización detallada de los elementos necesarios para la actividad en cuestión.

Qué es «Mise en Place» o MEP

El lenguaje francés es ampliamente utilizado en el mundo de la cocina profesional, especialmente en los restaurantes, donde la eficiencia y la calidad del servicio son fundamentales. El término «Mise en place» se refiere a la preparación y organización de todos los ingredientes y utensilios necesarios antes de comenzar a cocinar o servir a los comensales. Este ejercicio ayuda a mejorar la eficiencia, la precisión y la calidad de la comida y el servicio.

En la gastronomía, «Mise en place» también se conoce como MEP. El uso del término MEP es un ejemplo de la influencia de la gastronomía francesa en todo el mundo y destaca la importancia de la organización y la planificación en la preparación de alimentos y en la presentación del servicio en la industria de la restauración.

Cuál es el origen del Mise en Place

La historia del término «Mise en place» no es completamente clara, pero se sabe con certeza que fue popularizado por el renombrado chef francés Auguste Escoffier (1846 – 1935), quien es considerado uno de los padres de la cocina moderna. Escoffier fue un pionero en la organización y gestión de cocinas profesionales y se le atribuye el desarrollo de muchas de las técnicas culinarias y métodos de cocina que todavía se utilizan en la actualidad. Él simplificó su método de organización y gestión de cocina mediante el uso del término «Mise en place».

Con el tiempo, «Mise en place» se ha extendido más allá de la cocina francesa y se ha convertido en una práctica común en cocinas de todo el mundo, especialmente en los restaurantes y otros entornos de cocina profesional. Este enfoque en la planificación, organización y preparación previa es fundamental para lograr una operación de cocina efectiva y eficiente, y permite a los cocineros concentrarse en la preparación de alimentos y la presentación del servicio a los comensales.

Hacer Mise en Place permite:

  • Organizar los elementos de cocina de forma adecuada.
  • Comunicar una imagen sofisticada y profesional.
  • Ofrecer un servicio de calidad a los comensales.
  • Mejorar la eficiencia en cuanto a tiempo en los preparativos.

La práctica de ‘Mise en place’ es esencial para garantizar la planificación adecuada de un restaurante, desde la decoración hasta la repartición de los platos y cubiertos para los comensales previstos. El uso de esta técnica no solo ayuda a comunicar una imagen sofisticada y profesional, sino que también contribuye a ofrecer un excelente servicio a los clientes.

La importancia de ‘Mise en place’ radica en que es una técnica fundamental para lograr una cocina profesional organizada, eficiente y de alta calidad. La previa preparación y organización de todos los ingredientes, utensilios y herramientas permite a los chefs concentrarse en la disposición de los platos sin ninguna distracción y sin tener que buscar o preparar elementos en medio de la elaboración de los platos.

Además de la eficiencia, ‘Mise en place’ también ayuda a garantizar la seguridad alimentaria y la higiene en la cocina. Al permitir que los chefs y cocineros manejen los ingredientes de manera adecuada, evita la contaminación cruzada y garantiza la manipulación de los alimentos de manera segura y adecuada.

Ejemplos de Mise en Place

Realizar una ‘Mise en place’ en casa puede ser muy útil para ahorrar tiempo y esfuerzo al cocinar. Por ejemplo, antes de empezar a cocinar una receta, es importante revisar los ingredientes y el procedimiento para asegurarse de tener todo lo necesario. Se pueden pesar y medir los ingredientes y colocarlos en recipientes correspondientes, así como preparar los utensilios necesarios para cocinar.

En un restaurante, la ‘Mise en place’ en sala es igualmente importante, ya que se refiere a la preparación previa de los elementos necesarios para el servicio de comidas. Esto incluye la disposición de las mesas, la preparación de la carta de menú y su actualización si esta fuera necesaria (para evitar encontrar los típicos tachones en la carta), la preparación del equipo de servicio y la preparación del personal. Todo esto permite que el servicio de comidas sea más rápido, eficiente y de alta calidad, lo que a su vez puede aumentar la satisfacción del cliente y la reputación del restaurante.

Ventajas de Mise en Place

Durante la preparación de platos y postres es importante tener en cuenta la técnica de ‘Mise en place’, la cual ofrece múltiples ventajas. En primer lugar, permite una planificación anticipada y ahorro de tiempo, ya que los ingredientes estarán previamente preparados y organizados, reduciendo el tiempo necesario para cortar, pelar, medir y preparar los alimentos.

Además, ‘Mise en place’ brinda mayor eficiencia en el trabajo, ya que al asegurarse y organizar todos los elementos, gran parte de la receta estará lista. También aporta mayor seguridad alimentaria al reducir el riesgo de contaminación cruzada y garantizar que los alimentos se mantengan bajo condiciones adecuadas de temperatura.

Por último, esta técnica permite una mejor presentación de los platos, ya que la organización previa asegura una decoración atractiva y bien presentada. En conclusión, implementar la ‘Mise en place’ en la preparación de alimentos y postres es una práctica recomendable para mejorar la eficiencia, seguridad y presentación en la cocina.

Mise en Place en la cocina

Antes de preparar cualquier cosa en la cocina, es recomendable tener en cuenta los siguientes aspectos al utilizar el ‘Mise en place’:

En primer lugar, asegúrate de tener todos los utensilios e ingredientes necesarios antes de empezar a cocinar. Al hacer esto con anticipación, podrás estar al tanto de cualquier elemento faltante y evitar tener que adquirirlo demasiado tarde. Esto es una muestra de una organización anticipada y bien ejecutada.

Prepara todos los ingredientes para que estén listos para su uso durante la cocción, lo que significa que cada ingrediente debe estar dispuesto para ser utilizado sin necesidad de realizar más preparación.

Para hacer esto, es necesario anticiparse y descongelar y picar, entre otras cosas.

Si hay ingredientes que requieren una preparación especial y prolongada, es recomendable prepararlos antes de comenzar con el proceso de cocción principal para evitar cualquier retraso en el medio de esta.

Agrupa los ingredientes y los utensilios para que sean fáciles de encontrar y usar mientras cocinas. Si es posible, organiza los ingredientes y utensilios en el orden en el que los usarás. De esta forma, tendrás los materiales necesarios a la mano mientras cocinas.

Si sabes que habrá breves períodos de espera durante el proceso de cocción, aprovecha estos momentos para preparar los ingredientes o los utensilios necesarios para el siguiente paso de la receta. Planifica con anticipación cómo usar estos tiempos muertos para mantener el flujo de trabajo constante.

Además, si no hay nada que hacer en este momento, en lugar de esperar ociosamente, aprovecha para limpiar tu área de trabajo y los utensilios usados. Al hacerlo, mantendrás tu espacio ordenado y reducirás la cantidad de limpieza que tendrás que hacer al final. También te ayudará a mantener tu mente ocupada y enfocada en el proceso de cocinar.

La técnica de ‘Mise en Place’ consiste en preparar con antelación todos los utensilios e ingredientes necesarios para la receta que se va a preparar. Esta práctica no solo aporta organización, sino que también ayuda a evitar retrasos y brinda eficacia y seguridad en el servicio.

Es importante tener en cuenta que para llevar a cabo una ‘Mise en Place’ efectiva, es necesario contar con el tiempo suficiente. Realizar las cosas apresuradamente puede aumentar la probabilidad de errores y disminuir la eficacia del proceso de cocción.

Por otro lado, seguir los pasos adecuados de la ‘Mise en Place’ con tiempo suficiente puede convertir la cocina, de un intento de hacer malabarismos con varios elementos al mismo tiempo, en un proceso organizado, agradable y exitoso.

Categorías
Categorías

Más artículos
relacionados

No results found.

Regístrate y publica gratis

¡Únete a Ginger!
Puedes publicar tu negocio para traspasar, vender o alquilar. La ventaja de Ginger frente a otros portales es que somos especialistas en HOSTELERÍA.