Carta de Restaurantes

La carta de un restaurantes es algo así como el DNI del local. Una tarjeta de presentación que debes cuidar ofreciendo un diseño atractivo, práctico y sencillo con platos seleccionados con gusto y no al azar. Es, por tanto, necesario plantearse cómo hacer una carta para un restaurante.

Cómo crear una carta de restaurante

5 pasos para elaborar la carta de tu restaurante

Hacer la carta de un restaurante no es una tarea complicada. Sin embargo, debes de saber cuáles son los puntos a tener en cuenta para que la carta no solo sea práctica, sino atractiva. Estos 5 pasos te ayudarán para saber cómo hacer una carta para un restaurante.

Elige el diseño de tu carta

El diseño de la carta de un restaurante no solo consiste en redactar algunos platos y añadirlos a cada categoría. Hay que tener en cuenta el público objetivo al que irá el restaurante. A partir de aquí, se puede analizar si se desea una presentación en blanco y negro o en color, una carta plastificada, los platos que deben aparecer en cada apartado, etc. Lo mejor es optar siempre por un diseño corto y sencillo, pero bien organizado.

Clasifica las secciones de tu carta y organízalas

A la hora de saber cómo hacer una carta para un restaurante, debemos tener en cuenta cuáles son los platos que más nos interesa que los clientes consuman. Estos platos, por ejemplo, no pueden ir al final de la carta, ya que probablemente cuando el cliente llegue allí ya haya elegido. Por tanto, los primeros platos de cada sección deben ser los más interesantes del restaurante.

Selecciona los platos apropiados para tu carta

Lo más habitual es clasificar los platos por categorías. El primer grupo son los aperitivos, los entrantes, ensaladas, sopas, consomés y cremas. Después vienen los platos ligeros (verduras, arroces, pasta, pescado, entre otros). Luego vendrían los platos más fuertes (carnes) y, por último, los postres y bebidas (estos últimos podrían ir también en una carta separada).

Añade platos especiales para niños y alérgicos

Es muy importante que en la carta de un restaurante se incluya un apartado especial para niños, alérgicos y diferentes opciones para veganos y vegetarianos. Dales su importancia y que no parezca que son opciones secundarias. Esto hará que tu restaurante pueda contar con un público más amplio.

Describe los platos

La mejor opción para nombrar los platos de una carta es hacerlo con un lenguaje familiar y sencillo. La idea es describir el plato para hacerlo apetecible y que el cliente sienta curiosidad por él. Si los nombres de los platos son muy largos, se le pueden asociar números para que sean más fáciles de anotar.

Por qué tu carta debe estar en continua revisión

Uno de los aspectos a tener más en cuenta a la hora de saber cómo hacer una carta para un restaurante es ir revisando continuamente dicha carta. Hay platos, por ejemplo, que apenas se venden, por lo que mantenerlos en la carta puede ser negativo para el local. Lo mismo sucede con aquellos platos que tienen una mayor aceptación y que deberían situarse en lugares más visuales.

Saber cómo elaborar una carta de restaurante es fundamental para tu negocio. Nada de listas interminables de platos que compliquen la elección de los clientes. Un diseño atractivo y bien organizado (no más de cinco platos por categoría, a ser posible) puede suponer el éxito de un restaurante.

5 alternativas que no pueden faltar en la carta de tu restaurante

Salir a comer, cenar o tomar algo en un restaurante o bar es uno de esos pequeños placeres que prácticamente todas las personas se regalan de modo habitual.

Tanto es así que la gastronomía se ha convertido en un verdadero hobby y los clientes demandan cada vez más que la carta del restaurante ofrezca variedad, originalidad y platos de calidad.

Por eso, los chefs que elaboran el menú del restaurante se esfuerzan día a día para crear una carta menú variada, rica y apetecible. ¿Qué cosas hay que tener en cuenta para no fallar a ningún cliente y que todo el mundo salga hablando maravillas de la carta de un restaurante que ofrezca lo mejor de la gastronomía de zonas como Mallorca o las Islas Baleares? Estos son algunos consejos:

Crea un menú diverso para tu restaurante

Como dice el refranero popular, para gustos los colores, y en el caso de la carta de menú de un local de restauración hay tantas preferencias como comensales.

Por ello, una de las cosas que tienen que tener en cuenta los propietarios y los chefs de restaurantes o bares es que han de crear una carta diversa, que incluya opciones para todos los gustos y que tenga en cuenta alergias, intolerancias y otro tipo de limitaciones a la hora de comer ciertos ingredientes.

De hecho, es importante —y obligatorio— que los locales de restauración indiquen en su carta menú las posibles alergias o intolerancias que contienen sus recetas para no poner en riesgo la salud de ningún cliente.

Platos vegetarianos y veganos

Una de las joyas de la corona estos últimos años son los platos vegetarianos y veganos. Un porcentaje cada vez mayor de comensales opta por mantener una dieta sana que no incluya ningún ingrediente de origen animal, en el caso de los veganos, o ninguna pieza animal, si son vegetarianos.

Sin embargo, no se conforman con unas verduras a la plancha: buscan platos atrevidos, arriesgados y donde prime el sabor y la calidad de la materia prima. Este es un buen filón, ya que los chefs que incluyen platos de este tipo en su menú de restaurante logran conquistar a nuevos clientes y sorprender a los habituales.

Platos infantiles

Por supuesto, la carta del restaurante debe incluir platos directamente pensados para los niños. Sabores sencillos y adecuados para que los pequeños puedan comer solos y permitir a sus padres disfrutar de la experiencia.

También son cada vez más los locales que ofrecen una carta de menú especial para niños, con opciones que les atraigan y en las que, además, puedan comer cosas que habitualmente no gustan a los niños, como las verduras, gracias a técnicas de cocción distintas y originales.

Alternativas o platos para celíacos

Los celíacos son personas que no pueden absorber el gluten: deben evitar la ingesta de pan, pasta y otros productos que tengan que ver con el trigo, el centeno o la cebada.

Aunque no lo parezca, la mayoría de platos de la carta del restaurante suele incluir algún alimento vetado para los celíacos. Por ello hay que tomar la construcción de la carta como algo serio e incluir opciones a base de alimentos frescos y poco procesados —carnes, verduras, pescados— que permita que los celíacos disfruten de su comida.

Postres para diabéticos

Aunque la mayoría de personas opta por los postres más dulces y azucarados de la carta, el chef ha de tener en cuenta que en su carta de menú debe existir lugar para aquellas personas que, por sufrir diabetes, no pueden consumir azúcar.

El ingenio y la experiencia permite crear platos de postre exquisitos y aptos para diabéticos: sustituir el azúcar por otros endulzantes u ofrecer opciones no azucaradas será suficiente para conquistar sus estómagos.

Platos para otro tipo de intolerancias o alergias

Existen otras alergias o intolerancias que hay que tener en cuenta como son la intolerancia a la lactosa, la alergia al pescado o el marisco o a algunas frutas.

En ese sentido, lo mejor es ofrecer a todos los clientes la posibilidad de adaptar las recetas de la carta menú a cualquier intolerancia o gusto concreto. Es la mejor manera de mantener y crear nuevos clientes, que lo que van buscando cuando se sientan en un bar o restaurante es disfrutar de su carta y vivir una experiencia positiva ante los platos.

Pronto más información sobre cómo elaborar una buena carta de restaurantes

¿Necesitas mas clientes?

INFORMACION SOBRE ACTIVIDADES DE LA RESTAURACION

Con la legislación actual se han simplificado a dos tipos de actividades en restauración:
BAR CAFETERIA (BC) y RESTAURANTE (R)

En general suelen ser con cocina  y salida de humos o sin de zona de cocción y sin salida de humos, solo con microondas (tipo tapas o similares).

La diferencias principales entre el BAR CAFETERIA y EL RESTAURANTE:

El bar cafetería ha de poder servir cualquier producto ofrecido en su carta, desde su apertura hasta el cierre.

Actualmente no hay distinción entre Bar y Bar Cafetería. Así que si son licencias viejas, funcionarán dependiendo de si tienen cocina y salida de humos.

BAR CAFETERIA SIN COCINA Y SIN SALIDA DE HUMOS: Se puede dar cualquier tipo de producto que pueda ser calentada en microondas o similar, ya que al no disponer de cocina con salida de humos no se puede COCINAR.

BAR CAFETERIA CON COCINA Y SALIDA DE HUMOS: Se puede dar cualquier tipo de producto que pueda ser cocinar,  IGUAL QUE SI FUERA UN RESTAURANTE.

El restaurante tiene un horario de cocina, por lo que solo sirve comidas cuando está abierta la cocina. El horario de cocina lo decide el explotador.

RESTAURANTE CON COCINA Y SALIDA DE HUMOS: Puede dar cualquier tipo de comida en horario de cocina.

El horario de Cocina, es libre y lo decide el explotador según el tipo de cliente y servicio que tenga, pero debe tener un horario definido para comidas y cenas.

– Por ejemplo: si estoy en zona de turistas extranjeros, puedo abrir cocina de 11:00 am a 14:00 pm y de 17:00 pm a 20:00 pm.

– Si el cliente es Español,  podría tener horario de 12:30 pm a 16:00 pm y de 20:00 pm a 23:30 pm.

– Si preciso dar servicio continuado por el tipo de cliente y la zona, podría poner horario de 12:00 pm a 23:30 pm al tener turistas extranjeros y nacionales.

Si dispone de barra de bar y es Bar restaurante, puede servir en barra, pero comidas solo en horario de cocina. 

HORARIOS:

A ambas categorías se le aplica el mismo horario, que lo regula el ayuntamiento correspondiente.

En general los horarios suelen ser entre las 5-6 de la mañana, hasta las 2-3 de la madrugada, variando según el ayuntamiento.

No se permite en baleares tener abierto 24 h , a no ser que se solicite expresamente y sea aprobado por el ayuntamiento correspondiente.

LOCALES SIN SALIDA DE HUMOS:

La ley permite instalar sistemas de filtración con filtros de carbono en aquellos locales que por su antigüedad o dificultad constructiva, no permitan la instalación de una salida de humos hasta la cubierta.

La salida de humos se hará principalmente a la vía pública y se debe asegurar el correcto mantenimiento del sistema de filtrado para no dar molestias a vecinos.

Solo algunos ayuntamientos no permiten este sistema, aunque se justifique con la ley, ya que sus planes generales no están actualizados.

Para incluir una salida de humos con filtro se precisa solicitar modificación de licencia de Actividad al ayuntamiento.

Encuentra tu negocio: